Eurodiputados justos y valientes

Alejandro Cercas: "Hemos logrado frenar las pretensiones más salvajes, porque nos jugamos los derechos sociales colectivos que tanto costó ganar a principios del siglo XX y que constituyen la base de nuestro derecho laboral", declaró el eurodiputado socialista en alusión a la cláusula 'opt-out', que daría vía libre a la renuncia a la jornada de 48 horas semanales para alargarla hasta las 65 horas"
Declaraciones de Alejandro Cercas en Radio Nacional, programa "Asuntos propios" de esta tarde : "Si esta generación deja de luchar por lo que las anteriores consiguieron, corre el riesgo de perderlo todo"
Mi aplauso para él y para el resto de eurodiputados que han luchado y seguirán luchando porque no se imponga la jornada de 65 horas y menos bajo la estafa y el engaño de "la libre elección del trabajador" Mi enhorabuena a los médicos y sanitarios en general así como a todos los servicios de emergencias, grupos estos que se verían seriamente perjudicados.
Tiene usted toda la razón señor Cercas, en cuanto a mejoras sociales, en cuanto a derechos, uno no puede bajar la guardia. No se trata de trabajar más sino de hacerlo mejor y, por supuesto, para que esto suceda también se ha de pagar mejor. Queremos trabajar para vivir y no vivir para trabajar. También cuidar a nuestros hijos y que estos nos conozcan, no como sucede en el Reino Unido...
Ya le digo, enhorabuena y gracias, muchas gracias por representar y defender a la gran mayoría de trabajadores de este país. No lo olvide, ¡¡¡estamos con usted!!!
© Antonia J Corrales

2 comentarios:

Inés dijo...

eso es ! pa dar mil horas ya están los chinos..

Juanma dijo...

Yo, que ni entiendo de esto ni de nada, pienso que trabajando menos horas se rinde más, se da la posibilidad de que haya más turnos de trabajo (luego más trabajadores y menos paro), aumenta la productividad, ganan más dinero los empresarios y, por tanto, oh sorpresa, pueden subir los salarios (no mucho, ya lo sé, que les da un infarto)...en fin, que los pajaritos cantan y las nubes se levantan.
Un beso, mi querida Antonia.