El que no corre, vuela

Las autoescuelas también deben estar en crisis porque ahora no se les ha ocurrido nada más "gracioso" que proponer que los conductores que tengan que renovar sus permisos se sometan a un examen teórico para validar el carné. Según estos empresarios y su personal estudio de mercado, la gente no tiene ni idea de señales y normas de circulación. Y es que la circulación es como la lengua: todos los años se inventan, se suprimen y varían conceptos gramáticos; pero no por ello dejamos de saber escribir.
Ya que estos señores se toman "tan en serio" los niveles de conocimiento de los conductores españoles; los conductores españoles proponemos que si ha lugar dicho examen, no sean las autoescuelas las que se encarguen de hacerlo, sino tráfico y, por supuesto, que el coste sea gratuito y que se contrate personal para desempeñar dichas funciones de valoración. Así, contribuiremos a la reducción del paro. Con ello, ya no serán sólo las 31.000 obras que, según el presidente, se van a poner en marcha las que solventen la recesión que tenemos.
Además, sería conveniente que las preguntas de los exámenes se sometieran, antes de ser validadas para las pruebas, a un control lingüístico ya que el problema de la mayoría de los examinados no es que no sepan la respuesta, sino que no hay dios que entienda la pregunta.
Y poniéndonos a validar títulos y permisos, imagínense ustedes la que montaríamos si los médicos, los técnicos sanitarios, los abogados, los programadores, los arquitectos, los aparejadores... y un largo etcétera, de profesiones y carreras que se ven sometidas a innovaciones y avances constantes tuvieran que validar sus títulos o permisos, como pretenden hacer con los conductores. Puntos "pensativos"... Pues eso, un caos. Ahora que como en este país se lleva mucho eso de : A río revuelto: ganancia de pescadores. Pues "na", a revolver se ha dicho.
Artículo emitido en Radio Villalba el 10 de febrero de 2009
http://callerealradiovillalba.blogspot.com/
© Antonia J Corrales

4 comentarios:

Juanma dijo...

Iba a decirte algo sobre esta entrada, pero no.
Donde hay confianza, ya se sabe...te he tenido un pelín abandonada por esos líos que a veces nos enredan y nos quitan tiempo. Pero, querida mía, acabo de leer tu relato corto (vaya, ¿quieres creer que no me quedé con el título?, bueno, el que has enlazado a una entrada de hace unos días) y me ha dejado tocado del todo. Debo confesarte que, mientras lo leía, iba pensando que era raro que lo fueras contando todo de un modo tan explícito, que todo era tan natural. Me despistaste totalmente: no esperaba ese final tan impresionante, que le da al texto un sentido distinto al que iba teniendo. Touché, querida mía.
Me rindo ante ese texto. Te lo agradezco porque pocas cosas me gustan más que lo que yo llamo un "subidón literario". Y lo he tenido leyéndote, vaya si lo he tenido.

Besos gordos.

Juanma dijo...

Ya vi el título: "Siempre te querré". Hasta el título me gusta saborear de otro modo tras leerlo.

Ichiara dijo...

jajaja, qué bueno, ví en la tele a una catedrática de educ vial que no tenía puta idea de por dónde iban los tiros, ella sólo trincaba el volante, enchufaba la marcha y a rular comiendo millas. Eso del lenguaje lo aplicaría a muchos segmentos empresariales-institucionales que ponen los pelos de punta. En fin, guapa, es lo que hay.

Un besote (seguiré leyendo hacia atrás, cangrejeando)

Antonia J. Corrales dijo...

Juanma, como sabes, he estado a tope. Mil gracias por tus palabras al relato. Lo cierto es que tu expresión me ha encantado. Subidón literario es todo un punto. No sabes cómo me gusta que te guste, esa es mi premisa, que el lector se meta en la trama, que al menos le enganche.
Felicidades de nuevo por tu recién estrenada paternidad.

Ichiara, tu blog me encanta. Bienvenida!!! Gracias por leerme,
Besos, muchos,
Antonia J Corrales