Mensajes a favor del ateismo

Nadie tiene derecho a afirmar de una manera tan taxativa que Dios no existe, como lo hace Richard Dawkins, a no ser que él mismo se crea Dios.
Aunque, como él dice, probablemente, con toda probabilidad, esté equivocado, en lo segundo y en lo primero.
A algunos se les olvida que la verdad no es su verdad. Se les olvida con demasiada frecuencia. Y me refiero a todos: ateos y creyentes.
© Antonia J Corrales

5 comentarios:

Juanma dijo...

La gente se aburre, querida amiga. O es aburrida, sin más...

Un besazo.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con tigo,pero con la tonteria esa, el señor se ha dado a conocer y eso ya sabemos lo que pupone, dinerito por el morro.Un beso muy fuerte.

raquel dijo...

Estoy de acuerdo con tigo,pero con la tonteria esa, el señor se ha dado a conocer y eso ya sabemos lo que supone, dinerito por el morro.Un beso muy fuerte.

mjsanchezsuarez dijo...

¿De verdad importa tánto si Dios existe o no? Yo soy atea, no creo que Dios exista.Pienso que el hombre creó a Dios como respuesta a su desconocimiento de las cosas, a su ignorancia y como un código de normas o leyes para una comunidad. El problema de Dios es que no evoluciona y a medida que la Ciencia avanza, Dios retrocede.
Soy atea, pero entiendo perfectamente a la gente que cree en Dios: lo necesitan; es más, creo que si "Dios" no existiera, mucha gente en el mundo estaría en este momento inventándolo.

Antonia J. Corrales dijo...

Mj, me gusta el final de tu entrada. Cierto, si no existiese, mucha gente estaría inventándolo. A sí funciona la Ciencia, lo que se necesita se crea. Es más importante la imaginación que el conocimiento, decía Einstein. Y si no se necesita ni tan siquiera se piensa en ello… ¿No has pensado alguna vez que Ciencia y Dios están demasiado emparentados? Uno de mis personajes de “La Décima Clave”, habla sobre ello, debate con otro de los personajes ese punto y lo hace bastante bien, es un tanto fuerte su "ponencia", pero te hace pensar.
No creo que lo importante sea si Dios existe o no, sino más bien el empecinamiento que existe en hacer que los demás crean lo que creemos, sea esto lo que sea. Hay cosas a las que aún no hemos llegado, me refiero con una base sólida, con una tesis. Tanto la existencia como la no existencia de Dios es una de ellas. Hace siglos un ordenador era algo inimaginable, brujería. Estos temas son como cuando alguien se empeña en demostrarte que la persona a la que adoras no te quiere. Y… ¡a ti qué más te da si te quiere o no!, si en el fondo lo que te importa es que tú la quieres a ella, pues que te dejen en paz con tus historias, ¿ o no?
Mil gracias por compartir tus opiniones,
Antonia J Corrales