Confesiones de un escritor a sus lectores



Foto Susana Richter
Ayer en RNE El ojo crítico (programa 27-12-2012, minuto 21,30) pusieron a Chavela Vargas para introducir mi entrevista y... me emocionó!!! Cuántas veces la escuché al terminar cada capítulo, infinitas! Aún hoy me emociona, me lleva a cada parte de la novela, de En un rincón del alma. A todo lo que Jimena añora, por todo lo que lucha y todo lo que pierde en su camino. A su añoranza, a ese sentir tan nuestro que nos encoje el corazón. A esos sentimientos que nos hacen sentirnos vivos, aunque sean tristes. A las mil sensaciones que sentí durante su escritura, porque Jimena está viva, estaba viva e iba trazando cada palabra, cada sentimiento, cada capítulo. Y yo sentía con ella, con Remedios, con Sheela, Raquel, Andreas, Omar...  
Foto Marian Ituri-Asso
Viví cada uno de sus pasos, de sus anhelos, de sus desventuras, de sus pasiones y amores. Sentí el desarraigo, la soledad, la sensación que crea de vacío el ser una desconocida para los que amas, casi invisible en muchos momentos. Amar, amar sin que los otros sepan que les quieres con toda tu alma. Y la pena, esa pena infantil que no es menos pena, sino diferente, cuando cara de patata aparece en la historia, una parte ésta que tiene mucho de vivencia personal, algo que no he comentado hasta ahora, pero que creo es el momento de hacerlo porque mis lectores se lo merecen.
En un rincón del alma es mágica, lo es porque es puro sentimiento, pura realidad, es la esencia de muchas mujeres y muchos hombres, los que hacemos la historia, la verdadera historia del ser humano, sin que nuestros nombres aparezcan en ningún periódico, revista o libro de historia. Es la historia de ese tipo de personas que van dejando huella en los seres que les rodean, que dan magia a la vida de los demás mientras buscan su hada madrina, un hada madrina escurridiza y caprichosa. De todas esas personas que no exigen nada y dan todo. En un rincón del alma está viva gracias a mis lectores, a los miles de lectores que han querido escucharla, sentirla: HABITARLA.
Gracias por hacerme sentir de esta forma. Gracias  a cada uno de mis lectores por todas las emociones que estoy sintiendo día tras día. Por sentir que Jimena somos un poco todos. Igual que su creadora, se que ella está muy emocionada y eso es mágico: no tiene precio!       
Antonia J Corrales
        "Pasé la mayor parte del invierno cosiendo a Cara de Patata. Sus hermosos ojos que en un tiempo fueron dos preciosos círculos de cristal, se convirtieron en botones cada uno de un tamaño y un color diferente. El izquierdo rojo y el derecho negro. Carlota decía que estaba bizca. Para mí, la diferencia de tamaño de sus ojos le daba un toque lánguido a su mirada, que me hacía quererla aún más. Rehíce sus trenzas, pero la falta de algunos mechones dejó su nuca un poco calva. Cosí sus manos. A una de sus piernas le faltaba un pedazo y al ponerla de pie cojeaba un poquito. Pero ¡qué importaba! Con el tiempo, pensé, aprenderá a andar igual que las demás. Y de no hacerlo la tendría siempre en brazos, aunque se enmadrase." En un rincón del alma, capítulo 36.
 

5 comentarios:

Pedro dijo...

Me gustó ese párrafo. Se que puede sonar a cuento chino para las generaciones actuales, pero sé que es cierto, que muchas niñas vivieron experiencias semejantes, de tener que hacer juguetes a base de imaginación y muñecas a partir de los restos de lo que otras niñas desechaban.

Antonia J. Corrales dijo...

Gracias Pedro. Sí, muchos no lo han vivido, afortunadamente, pero eso era tan cierto como la crisis que estamos viviendo. Esperemos no llegar a ello...ni a tener que comer las mondas de las naranjas o las patatas, también muy cierto :(

Jayja para tí... dijo...

Yo sé que tuve mi primera muñeca cerca de mis 4 años, al menos la que recuerdo, sin ropa desnudita como bebe recién nacido, y ella ha perdurado en mi memoria por todos mis años vividos, como tu Jimena, que imagino eres vos y soy yo, me la paso luchando con las almas cerradas, amando las abiertas, dejándolas entrar en la mia y dándole cobijo a las amadas...me encanta tu forma de escribir, tu sentimiento, el saberte mujer sencilla como yo y que Dios te haya premiado con que te conozcamos, has sido para mi una inspiración y gracias a tu entrevista en el periódico Mi País que recibo en Estados Unidos, me decidí a empezar a publicar en amazon en kindle, no sé si alguien ahí me lea, pero si os puedo asegurar que me siento agradecida con vos, porque me has dado nuevos bríos y grandes deseos de luchar, un abrazo! me ha encantado que me hayas escrito y poderte llamar ahora mi amiga del alma...
Janett Camps

Jayja para tí... dijo...

no hay nada como esa muñeca tan nuestra, tan nuestra, que no tiene forma exacta, sólo recordamos como lo más maravilloso, el calor al abrazarla, yo a pesar de los miles de años que abracé esa, mi primera muñeca, aún siento en mi alma el amor que sentí por ella...si todas somos una...y cada una somos tu jimena...tu maravilla de escritura me hace entender porque ha sido tan admirada por todos...te abrazo "Jimena" de mis sueños...

Antonia J. Corrales dijo...

Jyja , mil gracias por contar tu maravillosa historia en mi blog, perdona por mi retraso en la respuesta. Janett, yo sí soy afortunada por haberte conocido, ánimo!!!! sé que conseguirás tus sueños