Sobre los blog literarios: Carta de una escritora


Cuando colgué mi obra, En un rincón del alma, en Amazon ,  hace casi dos años, apenas me conocía nadie, y digo apenas no porque no hubiese vendido ya lo suficiente y contase con una gran cantidad de lectores, sino porque ahora son cientos de miles los que tengo. Las cifras son para exhibirlas, pero no lo haré porque eso le atañe a mi editorial. Como digo, entonces no conocía prácticamente a nadie en las redes sociales, tanto es que mis contactos en ellas eran mínimos. Por no saber no sabía ni utilizar el Twitter, ni lo tenía . Algunos blog literarios, o de reseñas, como cada uno prefiera llamarlos - a mí me gusta calificarlos de literarios- comenzaron a reseñar mi obra.  Y mi novela subió en los ranking de ventas. Lo hizo por sus opiniones que ayudaron a que mi obra fuese conocida por muchos lectores y estos a su vez la recomendaron.
Todo  comenzó en los blogs literarios y revistas culturales a los que tengo que agradecer su esfuerzo ALTRUISTA. La gran mayoría de estos blogs ni me conocían ni yo les conocía a ellos, doy fe de este dato porque incluso algunas de sus reseñas me llegaron por las alertas del Google que tenía metidas con el título de mi obra y mi nombre . Otros, después de hacer la reseña, me buscaron en las redes sociales. Tengo que decir que la mayoría de los blogueros compraron mi obra con dinero de su bolsillo. Algo que agradezco. Más adelante, cuando salió en papel, mi editorial mandó un ejemplar a algunos, igual que a los medios de comunicación. Esto entra en las pautas normales de promoción de todas las editoriales. Porque, aunque a muchos les pese o les cueste entender este punto, el que una editorial envíe un libro a un blog literario o a un medio de comunicación forma parte de la promoción y es cuando menos lo mínimo que se puede hacer por personas que dedican sus hora a confeccionar una reseña. Que, dicho sea de paso, es difícil y lleva mucho tiempo, muchísimo.
Os dejo el enlace que confeccioné con las reseñas de mi  obra hasta la fecha. Lo hice como homenaje a todos ellos, aún sigo añadiendo reseñas de blogueros desconocidos.
 
Me dejo muchas cosas en el tintero, pero si pusiera todo lo que pienso, lo que he vivido, mi entrada sería demasiado extensa. No voy a citar el blog ni a la persona que ha creado la polémica y mucho menos la reseña o el libro en cuestión. Sólo diré que la reseña de la que se ha originado un conflicto que creo injusto y desmedido no es ofensiva, tampoco inhumana.
Todos recibimos críticas de los blog, yo las he recibido buenas y malas. Es evidente que las malas no las he puesto en el enlace de reseñas, sencillamente porque de hacerlo sería tonta. Pero sí he intervenido en la entrada de la crítica y he hablado con el reseñista y hemos intercambiado opiniones sobre ello, nada más. En ningún momento se me ha ocurrido hablar de los blogueros en términos tan fuera de lugar y generalizando, menos definiendo.
Para mí los reseñistas, todos, se merecen un respeto profundo, porque en primer lugar son lectores: LECTORES. Ese término para mí es sagrado en el sentido más literal de la palabra. En segundo lugar jamás se me ocurriría pensar que sus opiniones están manipuladas y menos decir que sus entradas no las lee nadie, solo los amigos. A mí con sus amigos me basta y me sobra. Pero sé que no es así porque mi experiencia con mis obras me lo demuestra: Ellos han tenido mucho que ver!  Muchos medios de tirada nacional podrían haber dado un poco  de pábulo a autores noveles, pero claro, con ellos no nos metemos. Ni pensamos que les mandan ejemplares, invitaciones... y que a pesar de ello, en la mayoría de los casos, sólo sacan en sus medios a los suyos, o a los que les interesa. Pero claro, ellos son de otro palo, ¿no?
Habría que mirar hacia otro lado, más cercano, más maligno, más desarraigado antes de tirar la piedra. Desgraciadamente las opiniones vertidas en las librerías no son de reseñistas, la mayoría son de "colegas". Pero claro, es mejor mirar para otro lado cuando nos interesa. Compañeros de profesión que se enfadan y te quitan las críticas de 5 estrellas que te pusieron en la obra, válgame Dios! yo creía que les gustaba. O que sin  haberte leído dicen que tu obra es una mierda, y luego, cuando coincides en un grupo en las redes sociales, y no se lo esperaban, quitan la opinión de Amazon. O pasan una opinión negativa de tu trabajo copiada de Amazon a un grupo y cuando entras en él la retiran y niegan la mayor... Pero claro, la moral tiene doble cara.
    Vaya desde aquí mi apoyo a todos los blogueros, incluidos los que han hecho una reseña negativa de mis obras.  Para mí, ya lo he manifestado muchas veces, sois importantes y siempre os estaré agradecida.   Si de algo podéis estar orgullosos es de vuestro amor a las letras y de que no os escondéis tras el anonimato. Gracias!      
Antonia J Corrales 
 
        
 
 

41 comentarios:

Pedro (El Búho entre libros) dijo...

Sabiendo cuál es el origen que ha provocado esta entrada, solo puedo decir una cosa: GRACIAS

Mayte Esteban dijo...

Amén. Ya te había dicho por correo, antes de leer esto, que creía que opinábamos igual.

¡Besos!

Antonia J. Corrales dijo...

A ti Pedro, siempre a ti.
Besos Mayte, y gracias por pasarte por mi "casa"

Myladie dijo...

Un Olé!! Como una catedral!!! Comparto tu entrada !!

Antonia J. Corrales dijo...

Gracias, Myladie. Un abrazo grande

Antonio Lagares dijo...

Siempre de acuerdo contigo amiga, es un gran articulo y me uno a sus conclusiones.

albanta dijo...

Llego a ti por la polémica que se ha montado. Y quería agradecerte tu apoyo. Es bonito saber que para alguien somos útiles y valora lo poco o mucho que hacemos.

Francisco dijo...

No conozco tu novela, Antonia, pero sé que han hablado muy bien de ella y cuando una novela gusta pues se dice y cuando no, pues también porque para eso son nuestros blogs, para opinar sin faltar al respeto y no para tacharnos de críticos literarios, de grupos cerrados y otras historias. Como dije en mi muro, que no me veas la que se armó por defender a un compañero y muy buen reseñador, quien no quiera que se le reseñe una novela que no se dirija a nosotros, si es un indie, y si publica en una editorial que dé orden de que no nos la envíen pero el que escribe debe desaber que si publica su obra ésta toma otro significado pues pasa a ser pública, a que quienes se hangan con ella opinen si es buena o mala. Y si no quieren leer nuestras opiniones pues que no se pasen por los blogs, que son un dominio privado pero que está expuesto a quien quiera visitarlo pero no es obligatorio, cosa distinta a una novela publicada. Saludos.

Mercedes Pinto dijo...

No podría estar más de acuerdo contigo. De hecho, hace unas semanas, antes de que estallara esta polémica, ya escribí mi carta de agradecimiento en Facebook a los reseñadores blogueros. les debo tanto... Gracias a todos desde aquí, una vez más.
Un abrazo, Antonia.

Francisco dijo...

Y, se me olvidaba, muchísimas gracias por tu entrada. Apoyos como el tuyo y de otros autores que han contestado en mi muro animan a seguir haciendo nuestro trabajo, que es fomentar la lectura. Saludos.

Rosa B.G dijo...

Hola Antonia, me encanta este post y comparto totalmente lo que dices sobre los blogs y la promoción de los escritores para llegar a más personas.
Incluso si te conocen antes de publicar una obra ya tienes ganado ese feeling o esa estima si te siguen y les gusta como escribes o presentas lo que escribes.
Tengo pendiente tu novela, lo confieso, como tengo también otras pero el tiempo apremia, el trabajo, etc. De todos modos, ya está en mi lista de deseos.

Un abrazo
Rosa.

Anónimo dijo...

Enviaste el libro a mi hospital de manera altruista al saber que se leía "la séptima clave" y que había gustado. Puedo decirte que durante mucho tiempo "En un rincón del alma" ha sido el más leído y el que mejores opiniones ha tenido. Incluso cuando lo leyeron los auxiliares de servicios generales, se lo fueron pasando de unos a otros porque les encantó. Ahora una paciente entusiasmada con él, se lo llevó al darle el alta. Pasa mucho, siempre se llevan los mejores libros. Quizás vuelva un día y lo devuelva... solo quería decirte que han sido muchas las personas que han disfrutado de verdad con la historia. Un abrazo.

Isabel Macías dijo...

Creo que tus palabras son muy sabias, y que están dichas desde el corazón. Y eso se nota.
Esta mañana me he enterado del origen de la polémica y estoy de acuerdo con lo que tú dices. Porque además de lectores somos personas, y todos tenemos nuestras propias opiniones, y todas deberían respetarse.

Un saludo.

Antonia J. Corrales dijo...

Gracias, Antonio Lagares, tenemos mucho en común, amigo mío. Un beso grande y gracias por pasarte por aquí

Antonia J. Corrales dijo...

Albanta, no tienes que agradecerme nada, digo lo que siento y es de justicia defender la verdad. Muchas gracias!

Antonia J. Corrales dijo...

Francisco, muchas gracias!!! Los blog literarios tenéis la libertad de hablar de los libros que os interesen, os los manden o no. El autor puede polemizar con el reseñador, yo lo he hecho, pero de ahí a otras cosas va un abismo. Y no es de recibo cargar contra vosotros. No lo es!

Antonia J. Corrales dijo...

Mercedes Pinto, reina mía. Como dirían los nuestros ;) Hay que saber agradecer e intentar ser justos siempre. Gracias por pasarte por mi "casa"

Antonia J. Corrales dijo...

Francisco, de nada. Gracias a vosotros, de corazón, muchas gracias!

Antonia J. Corrales dijo...

Rosa B.G. Gracias por pasarte por mi blog. No te preocupes por leer mi novela. Siempre digo que cada libro tiene su momento, espero que cuando lo leas sea ese momento ;) si no lo lees tampoco pasa nada, estoy segura que leerás otros tan bueno o mejores y que debe ser así. Tranquila en ese aspecto, a mí me pasa lo mismo, tengo una cantidad enorme de títulos pendientes. Besos grandes

Antonia J. Corrales dijo...

Anónimo, no sé si has publicado bajo anónimo porque no has querido dejar tu nombre o porque no has podido, por eso no ´me dirijo a ti por tu nombre ;) Mil gracias por lo que me cuentas. Es un verdadero privilegio que, mi novela, haya gustado a los enfermos. El hecho de que la lectora a la que le dieron el alta se lo llevase, es genial porque ya está bien y me alegra pensar que tal vez el paraguas rojo le sirvió de mucho ;) Tendremos que solucionar el tema de la falta de existencias de En un rincón del alma en la blibio del hospital, ya verá cómo lo hacemos :) Un beso muy grande. Te escribo en cuanto solucione el tema de el stock en el hospital.

Antonia J. Corrales dijo...

Isabel Macias, muchas gracias por dar tu opinión y pasarte por aquí, mil gracias!!!

Isabel Keats dijo...

Estoy completamente de acuerdo, Antonia, creo que cualquier opinión razonada, aunque sea negativa es lícita. Yo las he tenido buenas y malas y mentiría si dijera que estas últimas me gustan, pero reconozco que sin el apoyo de tantos y tantos blogs que han reseñado mis libros, mi historia sería otra. Sigue así, un abrazo!

Teresa dijo...

Muchas gracias, Antonia.

Yo leí hace bastante En un rincón del alma, y lo puse por twitter. La reseña la tengo pendiente, pero es que tengo un "poco" de retraso con las reseñas, y se me acumulan, jajaja.

Y aunque me da un poco de vergüenza saber que un escritor va a leer mi opinión sobre el libro, siempre intento ser sincera, pero, como he dicho muchas veces, desde el respeto.

Gracias por valorar el trabajo (gratuito y debido a la pasión por los libros) de los bloggers.

Un beso.

Antonia J. Corrales dijo...

Teresa, muchas gracias por venir, por estar y por dar tu opinión. No te preocupes por la reseña, te gustó y eso me basta, tranquilísima. Gracias a ti, muchas gracias

Teresa dijo...

Vaya, se ha borrado mi comentario.

Solo quería darte las gracias por esta entrada.

Yo voy a dejar este tema atrás, porque ya lo único que voy a hacer si sigo pensando en ello es guardar rencor en mi interior, y no quiero eso en vida, así que tras decir lo que quería decir, me he quedado muy a gusto al compartirlo con la gente, y no necesito nada más.

Muchas gracias, de verdad, por valorar el trabajo de los bloggers, el cual hacemos (gratuitamente) porque nos apasionan los libros y queremos compartirlo con más lectores como nosotros.

Un beso.

Antonia J. Corrales dijo...

Isabel, corazón, gracias por pasarte por aquí, gracias. Es cierto que las opiniones negativas no gustan, pero de ahí a otras cosas hay mucho, mucho... besos!

Teresa dijo...

Acabo de ver que no se había borrado, jajaja. Bueno, el último comentario refleja mejor lo que pienso, aunque a estas horas de la noche y tras un día muy largo, ya sólo pienso en la camita :)

Antonia J. Corrales dijo...

Teresa, mi Mafalda, ;) no se ha borrado, es que tengo los comentarios moderados, ya está publicado arriba. Mil gracias! y sí, no merece la pena el rencor además todos no somos iguales, un besazo

Laura Arena dijo...

Hola Antonia: No tengo idea de que viene esto que ha ocurrido, de todos modos acuerdo contigo en lo que expones. A través de los blogs he conocido escritores maravillosos que de otro modo no hubiera conocido. La mala intención siempre existe, y está muy bien poder dejarla de lado. Tu, adelante y que nada te turbe. Un abrazo

Lola Mariné dijo...

Muy bien dicho, Antonia. Los blogs literarios son una gran ayuda para nosotros y solo podemos estarles agradecidos.
Besos, guapa.

Antonia J. Corrales dijo...

Gracias, Laura. Así es, los blog son muy importantes y hay que apoyar su trabajo. Gracias por hacerlo.

Antonia J. Corrales dijo...

Gracias, Lola Marine. muchas gracias por pasarte por mi "casita" y por el apoyo. Gracias!

YANIA ALEXANDRA SALAZAR dijo...

Gracias a ti por esas ideas tan geniales

Antonia J. Corrales dijo...

YANIA ALEXANDRA. Gracias a ti, siempre

Amelia Noguera dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, desde la primera coma, Antonia. Como ya dije en el muro de Francisco Portela, acusar al autor de la reseña de falta de humanidad es intentar rebatir la crítica que no te ha gustado con argumentos extraliterarios. Además, ¿para tener humanidad es imprescindible mentir a un autor y alabarle? Humanidad ha demostrado el autor de la reseña a raudales porque cualquiera que haya leído sus críticas sabe que aquellas lecturas que considera buenas (en su opinión, que para eso es el autor del blog y si no te gusta su opinión basta con no leerlo), que son muchas y muy variadas, merecen por su parte una cuidada, minuciosa y documentada crítica destacando sus aciertos. Se nota por eso muchísimo que la novela le ha gustado menos incluso de lo que ha afirmado. Sin embargo él, alejado como casi todos los reseñistas cuyas reseñas he leído de esa superioridad que algunos parecen vislumbrar detrás de su «inhumanidad», se ha molestado en darle al autor pistas claras sobre cómo mejorar la novela, siempre según su punto de vista, como no puede ser de otra forma.

Recuerdo también a quienes parece que no saben cómo funciona esto que la mayor parte de las veces en el caso de autores autoeditados SOMOS NOSOTROS MISMOS los que acudimos a blogs de crítica literaria o de reseñas para conocer su opinión sobre lo que escribimos. La amiga del autor que se refirió a todos los blogs de reseñas para quejarse por la mala crítica está en su derecho de considerar los blogs de crítica literaria como intrascendentes y todo lo demás que escribió en su grupo público (y que no repitió por cierto en su respuesta a la crítica según ella ofensiva en el blog donde se publicó) pero acusar a los reseñadores de inhumanos está fuera de lugar y entiendo perfectamente su enfado. De hecho, a mí también me ha cabreado mucho. Soy autora autoeditada y no quiero que se piense que todos los escritores pensamos que escribir con faltas de ortografía es lo normal, porque para eso están los correctores, para arreglar lo que los autores no sabemos o no nos da la gana hacer bien. Muchos nos esforzamos por escribir cada vez mejor y afirmaciones como esa nos dejan en muy mal lugar.

Tampoco consigo entender algo: si, como la amiga del autor afirma, estos blogs no tienen la menor trascendencia, ¿por qué le importa tanto que «crucifiquen» al autor? Y termina incluso acusando al reseñista de atacarlo; ¿decirle que debe molestarse en pasar el corrector ortográfico es un ataque? ¿Afirmar que el final deja demasiados cabos sueltos es tratar inhumanamente a una persona? ¿Lo es decirle que la construcción de los personajes es mínima?

Desde luego, yo agradezco las opiniones sinceras, como escritora y mucho más como lectora. Siempre que se demuestre respeto por la Literatura y, sobre todo, por el escritor, como ha sido sin duda en este caso, la honestidad es lo que más valoro en una opinión.

Muchos besos, Antonia, y todo mi respaldo por tu valentía, como siempre.

Antonia J. Corrales dijo...

Gracias por pasarte por aquí, Amelia, es un lujo para mí. Pienso como tú ;) un beso grande, escritora

Antonia Romero dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo, nunca me cansaré de agradecer el trabajo generoso que hacen, y el cariño que ponen en ello.

¡Besos!

Carlos de la Parra dijo...

Será interesante leerlo.
No es la crítica la que sostiene a una obra, es su propia calidad.
No concuerdo con mostrar solamente las reseñas de quienes aplauden, las pedradas pueden ser chistosas y aceptarlas demuestra sentido de humor.
Aquí en la tele veo autores muy importantes que igual pasan el elogio que el insulto, y ésto no los desmerece.

Antonia J. Corrales dijo...

Cierto, Carlos, totalmente de acuerdo contigo. Gracias por pasarte por aquí, muchas gracias

Antonia J. Corrales dijo...

Gracias, Antonia. Un placer tenerte aquí, ya lo sabes, preciosa. Muchas gracias por dar tu opinión, ya sabes lo importante que es. Besazos

Elendil dijo...

Hola Antonia.
Se puede decir más alto pero no más claro.

Mi opinión es que cuando un autor publica una obra o un reseñista sube una opinión de un libro a su blog, puede recibir comentarios tanto positivos como negativos, corremos ese riesgo. (Aquí me permito incluir a los reseñistas, no porque escribamos, nada más lejos de mi intención, unicamente nos cito porque nosotros damos nuestra opinión, nuestro parecer sobre una obra, que no tienen por qué compartir el resto de visitantes.)
Ahora bien, los comentarios, tanto de unos como de otros, siempre deben hacerse con el mayor de los respetos y ser completamente sinceros, sin influencias y como digo, siempre cabe la posiblidad de que alguién no los comparta y discrepe haciendonoslo saber (muchas veces) de una forma no muy correcta. Ya sabemos que siempre habrá quien crea, que su opinión tiene más peso que la del resto.
En estos casos yo siempre me digo,"que hablen de tí aunque sea mal", jejeje, eso sólo demuestra una cosa...envidia.
Para terminar te diré que haces mención al final de tu entrada a la moral.
En tu excelente libro Epitafio de un asesino dices una frase que me encantó: "La moral es un invento estúpido, no existe, sólo se utiliza cuando se necesita y cambia según las necesidades de cada uno"
...y desde luego esa frase se ve plasmada en la actitud de ciertos individuos de moral distraida.
Un beso enorme.