Tener éxito en España es casi una condena de muerte gracias a los malnacidos


 
La mala hierba en este país crece hasta sobre el cemento. No es la primera vez que sufro un ataque de este tipo. Ya me han jaqueado las cuentas de facebook y tuiter varias veces, ahora le ha tocado al blog. Pero esta vez no ha sido cualquier cosa, desde borrarme entradas de un año entero hasta lo más grave: cambiarme un vínculo por otro para que mis lectores no encuentren los datos que doy en él. Concretamente ha sucedido con la entrada de la recopilación de críticas literarias de la obra con más éxito de las que tengo: En un rincón del alma. No puedo colgar el vínculo porque al hacerlo sale como dirección una página de otra novela mía, La décima clave, pagina que no existe en mi blog. Pero no sólo eso, el vínculo remite a otra página de otra novela mía Epitafio de un asesino en formato audible, y si lo cuelgo tal y como me lo han dejado sale la foto de portada de Epitafio de un asesino en formato audible. La intención es clara, demasiado clara: que no pueda hacer publicidad en conjunto de las 31 reseñas positivas que lleva mi obra hasta el momento. Que no pueda colgarlo en facebook, tuiter... Con esto no solo me perjudican a mí directamente y a mi obra, también a todos los reseñistas que han ido manifestando públicamente su opinión sobre mi obra y que también, a través de mis vínculos, reciben entradas en su blog. Cambiarlo me supondrá un trabajo enorme, volver a ir reseña por reseña, vínculo por vínculo...
    El talento no necesita de artificios, de malas artes, pero la mezquindad, la falta de él, sí los necesita. El malo necesita matar al bueno para creerse alguien, para que se le vea. El que no tiene capacidad, oficio, el que no vale para lo suyo y para sobresalir tiene que destrozar el trabajo ajeno y sólo tiene un nombre: malnacido.
Tardaré mucho tiempo en poder arreglar el destrozo que han hecho en mis entradas, en mis vínculos, ahora estoy ocupada en la escritura de mi nueva obra. Una gran obra que creo les provocará más de una ulcera y mucho trabajo porque, evidentemente, como han hecho en otras ocasiones, intentarán cargar contra ella en el momento que mis lectoras y lectores comiencen a leerla y dejen sus opiniones positivas.  A estos maleantes les aviso: es una gran obra y os dará trabajo, mucho trabajo porque va a gustar muchísimo.
  Muchas entradas han desaparecido para siempre, pero mi trabajo no desaparecerá, aunque les pese, aunque intenten destrozarlo, no lo van a conseguir. Tengo talento y miles de seguidores que así lo confirman día tras día. Mi obra es bestseller y no solo eso, ha sido la artífice, aún lo es, de que muchas personas cambien su vida a mejor, vuelvan a tener esperanza, sientan de nuevo, y eso, por mucho que ellos quieran, no podrán borrarlo jamás.
Lo más irónico y malintencionado es que añadieron la palabra: PANDORA a mi nombre de perfil en el blog. Abrieron la caja de la mala baba, no sé aún hasta dónde han llegado, no tengo tiempo ahora de revisar todo, pero espero que Dios haga justicia con ellos mientras sigo con mi trabajo y lo termino porque bajo ningún concepto les voy a dar la satisfacción de dejar de pelear por lo mío, por lo que llevo luchando más de 24 años.  
Me avergüenza la impunidad de las redes, de internet, este campo en el que los maleantes pueden moverse a su libre albedrio, en el que lo más bajo de la sociedad, en cuanto a valores humanos, dispara y mata sin tener pena ni castigo. Lo único que me consuela es que mi valía, mi honestidad y mi libertad no me las van a quitar una panda de amargados e ineptos, porque la ineptitud la tendrán siempre, morirán con ella, por mucho que quieran sobresalir a costa de matar el trabajo ajeno, ellos jamás, ¡jamás! serán alguien en ningún ámbito. Son unos frustrados.        
 

10 comentarios:

Pedro dijo...

Ánimo y adelante, que deseando estoy leer tu nuevo libro

Montse dijo...

La envidia es malísima, pero nunca imaginé que en el gremio al que perteneces existiera tanta y que en lugar de dedicarse a escribir, se dediquen a tirar por tierra el trabajo de otros, solamente porque lo suyo no está a la altura de lo que tú transmites.
Se te quiere, reina.
Besindios.

Mayte Esteban dijo...

¡Pero bueno! No te preocupes, te ayudaremos a recuperar lo que podamos. De momento, yo te envío por aquí el enlace de la mía.

No sabes cuánto lo siento, a mí me han entrado en la cuenta de FB y me borraron privados, selectivamente. Me sentó fatal. Desde entonces, cambio la contraseña constantemente, pero es un rollo, lo reconozco.

Por si te sirve.

http://elespejodelaentrada.blogspot.com.es/2012/09/en-un-rincon-del-alma-de-antonia-j.html

Si necesitas algo más, algo en lo que te pueda ayudar, sólo tienes que silbar.

Besos, amiga.

bcharmer dijo...

Como dices, la mejor forma de combatirles es publicando tu nueva gran obra. Ojalá les des tanto trabajo como pretendes. Suerte.

bcharmer dijo...

Como dices, la mejor forma de combatirles es publicando tu nueva gran obra. Ojalá les des tanto trabajo como pretendes. Suerte.

Maria Esther Borrero Calderita dijo...

Umm espero que esta moderacion de los comentarios no sea por el jacker si lo has echo tu , me parece bien que lo hagas, pero debes denunciarlo a blogger, y seguir denunciado yo con tu permiso lo publicare en mi muro, y hare toda la publicidad necesario , pero tu publico el que te sigue no se enfandaran contigo si no con ese malnacido, y a ti solo decirte que sigas que no te canses que hay que gente que te sigue y les gustas, desgraciadamente no he leido nada tuyo, pero estaba en el grupo de algo mas que lecturas y lo he visto asi que todo mi animo hacia ti y los que te siguen.

bcharmer dijo...

Como dices, la mejor forma de combatirles es publicando tu nueva gran obra. Ojalá les des tanto trabajo como pretendes. Suerte.

Antonia J. Corrales dijo...

Gracias a todos por el apoyo, Pedro, Montse, Mayte,becharme,Maria Esther. Sois fantásticos. Lo cierto es que ha sido muy desagradable, muchísimo. Y tan feo y mezquino, tanto que no he podido reprimir hacer la entrada. Eso sí, si piensan que van a poder conmigo, lo llevan claro!

Pilar Alberdi dijo...

Siempre adelante, Antonia. "En un rincón del alma" es una hermosa obra y nos representa a muchas mujeres.
Un abrazo.

Antonia J. Corrales dijo...

Gracias, Pilar, para mí es un honor siempre tenerte cerca, ya lo sabes.