DIARIO DE UNA ESCRITORA XVIII

 Ir donde siempre, es como ir a ningún lugar

Reiniciarse, volver a comenzar, darte un tiempo para pensar. Huir, irse, ausentarte unos segundos que, a veces, se convierten en días sin habitar. Días que resbalan y giran entre nuestros dedos como las cuentas de un rosario mientras nuestros pensamientos, como si de trashumantes se tratase, vagan de un lado a otro. Van y vienen junto a la realidad que nos aturulla. Se unen a los problemas sin resolver,  y se van de la mano de aquello que hicimos mejor o peor, de lo que pudimos hacer o lo que no nos dejaron realizar, sentir o tener. Son esas etapas en las que, irremediablemente, bailamos entre el pasado, el presente y ese futuro con el que soñamos. Mientras, repetimos una especie de jaculatoria que la mayoría de las veces, irónicamente, nos hace perder la fe. 


Hay momentos en los que debemos cortar hilos, cordones, lazos, cuerdas… en los que debemos dejar que la cometa vuele sin control entre las nubes grises que nublan el sol de una primavera esquiva, fugaz e imprevisible; como la vida. 


Hay veces en las que la pluma se niega a plasmar un solo pensamiento, una palabra, un trazo diminuto, un punto perdido sobre el papel en blanco, una coma que te dé aire para respirar o esos maravillosos puntos suspensivos en los que cualquier cosa puede entrar. Y, aunque esté cargada de tinta, ideas, personajes, historias y sentimientos, no conseguimos mantenerla viva ni al ralentí.



Hay días en los que el autobús no nos conduce a ninguna parte, porque ir donde siempre es como ir a ningún lugar. Días en los que no encontramos estrellas que contar. Son aquellos en los que ese orden caótico que dirige nuestra vida necesita rehacerse, reinventarse;  volverse a desordenar.
Antonia J Corrales © Copyright 17 mayo 2019

Diario de una escritora XVII


Habitando historias; vuestras historias

Hace ya más de siete años que Jimena, con su historia “En un rincón del alma” acompañó nuestros pasos, nos mostró que todos buscamos y necesitamos amor, esa paz que otorga saberse querido. Después Mena, en “Mujeres de agua”, nos condujo a un camino por el que todos, irremediablemente, transitamos alguna vez; el de la pérdida de un ser querido. Remontamos con ella, luchamos a su lado, como lo hizo su madre, contra los malos tratos, por el respeto y el derecho a ser libres. Supimos que, a veces, es necesario perdonar y ser perdonado y que volver a comenzar, empezar de nuevo, es vital, necesario, tan importante como lo es ese maravilloso instinto de supervivencia que, en algunas ocasiones, nos obliga a dejar de lado lo que nos hace daño. Comprendimos lo importante que es la amistad y comenzamos a regalar paraguas rojos bajo los que cobijarnos y cobijar a nuestros seres queridos. Ellas nos hicieron ver que éramos mujeres de agua: luchadoras, fuertes y valientes.


Fabiola, en “Y si fuera cierto” nos mostró un mundo, una realidad paralela en la que todo es posible, otra dimensión en la que creer. Nos hizo ver que aunque algo no haya sido demostrado con hechos o datos científicos, no es óbice para que no exista: simplemente aún no se ha demostrado. Su historia nos infundió fe. Fe en nosotros mismos y nos demostró que nada es imposible, solo hay que creer. Nos mostró el verdadero secreto que otorga la felicidad, lo que realmente es importante, eso que olvidamos con tanta facilidad. Desde entonces somos muchos los que buscamos esa hoja roja de arce, mágica y poderosa, también el pueblo donde se desarrolla la trama. Su cielo violeta, sus auroras boreales…


Ayala, Bastian y Samanta, en “As de corazones”, nos mostraron cómo el destino nos vapulea a su antojo. Conocimos secretos familiares inconfesables, mentiras, verdades a medias y el dolor que produce amar a la persona equivocada. Nos sumergimos en una historia tan bella como dolorosa contada a tres voces, tres realidades tan diferentes como iguales. Una historia solo apta para corazones grandes y mentes abiertas en las que los prejuicios absurdos no tienen cabida. Para ojos que saben ver y aceptar la realidad en su más pura esencia, porque la vida, no solo en esta novela, es un juego de póker donde muchas cartas permanecen con la cara hacia abajo sobre el tapete.


En la trilogía “Historia de una bruja contemporánea”, de la mano de Diana entraremos en un mundo donde los sentimientos toman vida propia, donde la magia está presente en cada esquina, maridando con la realidad que vemos. Oculta bajo la sombra de un árbol, en el andén del metro de Madrid, sobre los tejados o en una de las casetas de la Cuesta de Moyano. Nos enamoraremos de Desmond y tendremos que tomar junto a Diana una decisión transcendental que marcará su destino para siempre. Nos sentiremos parte de su historia, de la historia de tantas y tantas mujeres, brujas o no, que habitan, en este caso, el Madrid mágico, ese que oculta entre sus calles, avenidas y edificios, cientos de leyendas y hechos extraordinarios. Querremos conocer “El desván de Aradia” para adquirir una de las cuentas de cristal que Claudia decía confeccionar con lágrimas pérdidas. Al terminar la lectura de la trilogía completa, estoy segura que sentiréis tanta emoción como sentí yo y buscaréis algunos de los datos que se dan sobre el misterio que guía la trama desde sus comienzos y que aún, porque todavía no se ha publicado la tercera parte, sigue siendo eso: un misterio. Entonces, quizás, sintáis el deseo de buscar unas alas de madera talladas a mano para colgarlas en alguna de las paredes de vuestro hogar.


Diana volverá. Habrá secuela. Ella así me lo está pidiendo día tras día y yo le estoy haciendo caso, no me queda otra; porque las meigas, haberlas haylas y ésta, Diana, ahora mismo habita en Madrid.


¡¡¡EXTRA, EXTRA!!!

Ya a la venta la trilogía completa : Historia de una bruja contemporánea.
1º Parte : Una bruja sin escoba
2º Parte : La mirada de una bruja 
3º Parte en preventa : El destino de una bruja


ENLACE A LA COMPRA EN AMAZON

DIARIO DE UNA ESCRITORA XVI


Segunda estrella a la derecha
No sé con exactitud cuándo comprendí y asumí que no era el deseo lo que guiaba mis pasos, sino la voluntad y la fe. La creencia absoluta de que aquello con lo que soñaba tarde o temprano sucedería. En ese momento comencé  a crear mi propia realidad, la que todos debemos tener, y tras ello, tras crear mi realidad, única e indivisible, sin influencias externas,   los sueños o deseos fueron cumpliéndose. Algunos tardaron poco, otros se retrasaron en el tiempo pero terminaron por ocurrir. Muchos  aún están por llegar.  Estos últimos siguen estando ahí como algo que, sin lugar a dudas, se convertirá, tarde o temprano, en una realidad; en mi realidad.

 Hay  que crear nuestra propia realidad, moldear nuestro presente para que este dé paso al futuro deseado. Controlar nuestros pensamientos para que no se desvíen de esa posibilidad tan real como cualquier otra. Solo la fe en nuestra propia realidad, que no la de otros, hará posible nuestros deseos y nos salvará de la vulgaridad, de lo negativo que otras personas, sin querer o intencionadamente, nos van imponiendo o adhieren a nuestra vida y, en consecuencia, a nuestros actos.
 Debemos caminar junto a otros y ellos a nuestro lado, pero siempre seguir nuestro propio sendero, que nunca será el de los demás, como no lo es nuestra ideología política, nuestra creencia religiosa o nuestros gustos. Cada uno de nosotros somos un micro universo que a su vez se divide en múltiples dimensiones, y ninguna es igual a la otra. La fuerza está en la unión, pero al tiempo en la individualidad como seres únicos que somos y debemos ser: que estamos obligados a ser. Formamos parte del todo pero al tiempo somos uno solo, único e indivisible.   
Todo es cuestión de voluntad y de fe. Y aunque parezca una quimera, lo mismo que has leído cientos de veces, es tan real como la luz del sol, solo que el poder de las cosas banales que nos rodean, de las necesidades vitales, incluso del cariño que sentimos por los demás o la publicidad subliminal que lo impregna todo, nos hacen olvidarnos de que, desde que nacimos, tenemos en nuestras manos CUATRO poderes de los CINCO que dan origen a todo lo que sucede en esta dimensión. Son la esencia de la vida en si misma: la imaginación, la voluntad, la fe y la libertad de pensamiento. El Quinto eres tú. Tú eres el receptáculo.
Imagina. Ten fe. Se voluntarioso. Y, sobre todo, no permitas que nada ni  nadie encadene tus pensamientos, porque entonces dejarás de ser único y por lo tanto de  existir.  Te perderás entre los millones de estrellas, constelaciones y planetas para al final ser devorado por un agujero negro.  
Antonia J Corrales  © Copyright 19 de abril 2019         


DOS MÁS DOS NO SIEMPRE SON CUATRO


POLÍTICAMENTE INCORRECTO,INCORRECTÍSIMO:





Esta mañana he escuchado la entrevista de un escritor. En ella, como suele ser habitual, se le pregunta cuáles son los escritores que le han influido, o que suele leer. Esperé a que cuando llegase a los contemporáneos citase el nombre de alguna mujer escritora. Cuando habló de los clásicos no mencionó a ninguna y… haberlas haylas. La memoria, tan anárquica ella, debió jugarle una mala pasada; quiero creer. Eso sí, es curioso que no se olvidase de citar a más de un súper ventas, masculino, claro está. Tal vez lo hizo por aquello del caché, que algunos creen que aporta leer aquellos títulos que todos dicen haber leído o deberían leerse. Esperé a que el milagro surgiera escuchando con atención todas sus palabras, pero tal y como intuí, no sucedió. En su discurso no citó a ninguna mujer. Desgraciadamente, es algo habitual. No es el único que filtra u omite a las escritoras cuando se habla de literatura, lo hacen la mayoría; sobre todo cuando se tocan los géneros negro, suspense o histórico. En ellos hay muchísimas escritoras, grandes creadoras, pero parece que su literatura no es tal.
No solo considero esto, la omisión de nuestra existencia, del valor de nuestras letras, como una clara exclusión, también es un despropósito y una falta de cultura. La literatura escrita por mujeres, que no femenina, formó, forma, y formará parte de nuestra cultura, del avance de nuestra sociedad: de nuestra historia. Nuestra literatura, también es leída por hombres, por muchos hombres, y, según los datos de ventas, las mujeres somos las que más leemos. ¿Por qué entonces no se nos cita en la mayoría de los casos? ¿Por qué nuestra literatura se intenta desvalorar por muchos, catalogar de baja calidad o, lo más grave, omitir?
No voy a responder a las preguntas que hago, creo que no hace falta porque, desgraciadamente, se responden solas.
Os dejo una pequeña muestra, muy pequeña, de escritoras contemporáneas de todos los géneros literarios, en las que me incluyó. Compañeras de letras; madres, hijas, esposas, amigas, amantes, trabajadoras por cuenta propia y ajena, que dedican muchas horas, que no les sobran, a crear una historia que encoja el alma, que atrape, que haga reflexionar. Que enamore o te haga soñar, en la que, a fin de cuentas, aprendas a sentir, vivir o a reconocerte a ti mismo. También las hay que te recuerdan que un pueblo que olvida su historia está condenado a que se repita.
Si leéis nuestras obras y os gustan, contadlo. Hacedlo como lo hacen ellos, los que aún siguen calzándose la boina encima de las orejas.



Si queréis acceder a sus obras, mirad las etiquetas de abajo y poned su nombre en el buscador de Amazon.
Marta Querol Benèch,Mayte Esteban, M Pilar Fernández Senac,Blanca Miosi, Dolores Redondo Meira,Muñoz,José Moreno,Kristel Ralston,Eva Garces,Antonia Romero,Mercedes Pinto M,Regina Roman,Rocío Castrillo, Lorena Franco,Megan Maxwell, Antonia J Corrales.

#escritoras #antoniajcorrales #mujeresdeagua #enunrincondelalma #ysifueracierto #unabrujasinescoba #lamiradadeunabruja #mujeres #meigas #libros #bestseller #amazon  

DIARIO DE UNA ESCRITORA XV


Hay días, corazón…


Hay días en los que las horas se eternizan y los recuerdos se postran junto a tus pies.
Hay días en los que  el cielo deja de ser azul y la luna se descarría en él.
Hay días  que el viento arrastra la nostalgia junto a ti.
Hay días que se disfrazan de semanas, semanas de meses, meses de años y años que parecen una lejana eternidad.
Hay días, corazón, que  mi corazón precisaría  de un zapatero remendón.  
copyright © Antonia J Corrales

Qué encontrarás en mis novelas


Darle vida a un personaje es hacer que el lector se identifique con él. En mis novelas no hay ni héroes ni villanos, solo seres humanos que buscan realizar sus sueños, que luchan, aman y creen en la magia. Y tú, ¿crees en la magia?
Entra en el enlace: author.to/ajcorrales Haz clic sobre una de las portadas. Lee el anticipo en Amazon haciendo nuevamente clic sobre la portada en la versión Kindle. Si te gusta , como diría aquella campaña publicitaria: ¡cómprala!
En mi página de autor en Amazon también encontrarás vídeos y fotos.

No todos ignoramos las mismas cosas



AVISO: este artículo es políticamente incorrecto.
Estoy hastiada de la estúpida y politizada polémica del lenguaje inclusivo. De la perorata que lo acompaña y que intenta darle una importancia que no tiene, que al tiempo excluye aún más a todos dependiendo de su condición. Que desvía la atención de lo verdaderamente importante.  
  Jamás me condicionó el lenguaje en ese sentido, porque él, nuestro lenguaje, no es el culpable de la injusticia que habita en esas mentes podridas.  Ni soy feminista ni machista. Soy mujer y persona. Libre, inteligente y objetiva; por ello, todo esto me sobra y me escandaliza aún más cuando compruebo diariamente la preocupación existente con este tema tan absurdo y  sensacionalista; del  que muchos están sacando buena tajada. Mientras tanto, entre col y col, las mujeres, demasiadas mujeres, siguen siendo agredidas, violadas y asesinadas y sus agresores amparados bajo esa  maloliente frase de: no opuso demasiada resistencia.  Vamos…, que debió dejar que la matasen a golpes por defenderse.  Estoy asqueada de las apodadas “manadas”  que parecen haberse puesto de moda, tal vez gracias a la impunidad de otros que antes hicieron lo mismo. Ya sabemos, hoy todo se imita, hasta lo más absurdo, ridículo, escatológico y lo peor: inhumano.   

   Estoy cansada de que se nos tome por idiotas. Bastante tenemos ya con ser víctimas en los juzgados hasta de nuestra propia indefensión, de lo vulnerables que somos gracias a una sociedad y unas leyes que en vez de protegernos nos hacen cada día más débiles y desamparadas. Que nos obligan a mandarnos mensajes con códigos secretos para protegernos de los agresores. Vergüenza, como mínimo, deberían sentir nuestros “gobernantes” de no ser capaces, algunos  de no querer poner fin a todo esto; a leyes y sentencias  que lo único que hacen es parir de nuevo sobre nuestras calles a malparidos que siguen dando palizas, matando y violando  a mujeres y niñas. En eso, en la ley, las palabras, las letras, sí tienen importancia, pero: con la Iglesia hemos topado, amigo Sancho.  
Copyright  ©Antonia J Corrales

LEYENDO BAJO LA LUZ DE LA LUNA, reseña de una bruja sin escoba, por Gema Martín




"Una bruja sin escoba es el inicio de una gran historia de la que aún queda mucho por descubrir, una historia en la que disfrutar de una prosa limpia y cuidada, una historia perfecta para evadirse de la rutina diaria y para deleitarse, en fin con la buena literatura"










BAJO UN PARAGUAS ROJO


En unos días hará 7 años, el 14 de febrero de 2012, que firmé con Ediciones B el contrato de edición de "En un rincón del alma" Desde entonces han sucedido muchas cosas. El tiempo, que todo lo puede, que elige, marchita o da vida, decidió que "En un rincón del alma" siguiera ahí, que continuase tan viva como el primer día de su lanzamiento; el tiempo y mis lectoras y lectores, mis mujeres de agua y mis hombres de viento. Esas mujeres que cada día luchan por seguir sintiendo, por hacerse un hueco en esta sociedad que, desgraciadamente, parece estar sumida en una involución que nos afecta principalmente a nosotras, las mujeres. Ellas, mis lectoras, siguen encontrándose en los párrafos de sus páginas. Siguen emocionándose, llorando al leer algunos de sus capítulos. La historia de Jimena continúa cambiando sus vidas, haciéndoles ver que el presente puede variar y que ello es la única forma de dar paso a un futuro mejor. Levantan sus paraguas rojos, se protegen, los regalan y los llevan como el estandarte que es: nuestro talismán, nuestro símbolo, nuestra seña de identidad, porque todas somos parte de Jimena, de su historia, de su lucha, de su forma de ver la vida. Todas somos ella. A retazos o al completo; somos Jimena.


"En un rincón del alma" lleva 3 reimpresiones en edición de bolsillo y" Mujeres de agua", su segunda parte, dos. Más las ediciones de trade y las traducciones. En poco tiempo también estarán disponibles en Adudiolibro.


Esta mañana después de escuchar un directo en Instagram en el perfil de @juaniychema_escritores en el que participaba también mano a mano mi adorada Bey @elrincocitodebey ,cuando escuché el comentario de ambas sobre "En un rincón del alma", la emoción de Juani al comentar lo que mi novela le estaba haciendo sentir, recordé tantos y tantos correos y comentarios que aún hoy sigo recibiendo sobre ella y su segunda parte. Hace dos días me llegó el último desde Washington. Vuestro apoyo, vuestros sentimientos, el saber que esta historia, la de Jimena, aún sigue viva, que todavía os hace sentir y que hay aún muchas mujeres de agua que se reencuentran con Jimena después de 7 años de su primera publicación, que ella y Mena, siguen haciendo que sus sentimientos afloren, eso y solo eso hace que todo merezca la pena. Creo que hacer sentir con tus letras es maravilloso, un don del cielo, algo que, irónicamente, no sé explicar con palabras.

Gracias por este milagro. Gracias por hacer que En un rincón del alma y Mujeres de agua aún sigan vivas, encontrándose con más mujeres a las que contarles su historia, la historia de todas nosotras. La historia de tantas y tantas mujeres. ¡Gracias por todo y por tanto! No olvidéis jamás vuestro paraguas rojo ;)






#mujeresdeagua #enunrincondelalma #antoniajcorrales #edicionesB #mujeres #bestseller #amazon #paraguasrojos #novela #librosrecomendados





Reseña de La mirada de una bruja en LEYENDO, TEJIENDO Y COCINADO EN K






"Una narrativa elegante y precisa que disecciona el alma humana, los sentimientos, los pensamientos, incluso los hechos cotidianos más sencillos, de forma que parezcan extraordinarios y únicos...."

PINCHA AQUÍ PARA LEER LA RESEÑA COMPLETA