Y llegó la hora de firmar



La firma, las firmas, muchas firmas... Tantas que los ejemplares de "Epitafio de un asesino", se agotaron en las casetas y "La décima clave" le fue a la zaga. Fue una tarde increíble, tanto por la conferencia, las preguntas de los lectores, las firmas, como por la organización de la Concejalía de Cultura de Moralzarzal , a la que, una vez más, le doy la enhorabuena por esta feria del libro.


1 comentario:

Maribel dijo...

Pues te felicito por todo ese montón de firmas. Cuánto me hubiese gustado estar allí. Supongo que para un escritor debe ser una gran satisfacción verse arropado por los lectores.
Un abrazo.