Albert Einstein

Todos somos muy ignorantes. Lo que ocurre es que no todos ignoramos las mismas cosas.

2 comentarios:

Juanma dijo...

Ni con la misma intensidad, cabría añadir.
¿Es bendita la ignorancia (como dice el lugar común)? Ignoro la respuesta, de verdad...no es un juego de palabras.
Besos.

Antonia J. Corrales dijo...

A veces es un don. Pero, sólo a veces. Ésas en las que saber demasiado te hace sufrir, en las que te hace ver más allá de lo que deberías, con lo incómodo que es Pero, de todas todas, hay que procurar no ser ignorantes, y con esto no me refiero a la cultura tal y como la entendemos :)
Besos amigo,
Antonia J Corrales